ir arriba ir arriba Por mis comidas
Pisto Riojano
     

Este es un plato típico de mi tierra, La Rioja. Aunque hay unas cuantas variantes sobre esta receta, me salieron más de 70,000 resultados al buscarla en Google, yo la he hecho tal y como la hacía mi tía Tere, hermana de mi padre, en Medrano, un pueblecito cercano a Logroño (La Rioja) . Y esto fue lo que salió ¿Empezamos?

     

Ingredientes :

 

  • Un pimiento
  • 2 huevos fescos
  • 2 tarros de tomate natural casero
  • 3-4 cebollas pequeñas
  • 1 calabacín
  • 1 paquetito de jamón en tacos
  • aceite de oliva y sal

 

  Ingredientes

 

Preparativos: Pela y corta las cebollitas muy finas, así como el pimiento y el calabacín en tacos no muy gordos. Como el tomate es casero, a lo mejor necesitarás echar un poco de azúcar cuando lo sofrías, pero eso lo sabrás cuando lo pruebes al sofreirlo, si te sabe excesivamente ácido, con un poco de azúcar lo arreglarás.

1
  2   3      
1º.- Como utilizaremos una cazuela de barro, te sugiero que siempre que tengas que usar una, mojes el culo con agua fresca del grifo. Asi evitarás que se raje cuando la sometas al calor del fuego.   2º.- Añade aceite de oliva virgen a la cazuela y ponla en el fuego, cuando esté un poco caliente, echa la cebolla y póchala bien. Cuando esté transparente, añade el pimiento y a darle vueltas con la cuchara de palo para que no se queme ni se pegue. Añaden el calabacín   3º.- Mientras se va sofriendo la cebolla y el pimiento, echa en un plato el tomate natural y lo chafas con un tenedor. A mi me gusta así porque prefiero notar el tomate al comerlo, pero también lo puedes pasar por la batidora, quedará más fino al paladar.      
               
4  
5
 
6
     
4º.- Echa el jamón en tacos cuando ya esté el sofrito casi hecho. Unas vueltas con la cuchara siempre viene bien   5º.- Ahora le toca el turno al tomate, a la cazuela con él. Tendrás que seguir dándole a la cucharita de madera, así evitarás que se pegue o se sofría en exceso.   6º.- Casi casi lo tienes ya, ¿ves com va quedando? Pues venga que ya nos queda poco. Acuerdate de ir probando y rectifica si fuese necesario tanto la sal como el azúcar si notas exceso de acidez.      
               
7   8   9      
7º.- Añade los huevos. y ahora se plantea un dilema. ¿Los harás dejando que se escalfen o bien los revolverás y mezclarás bien todo? Tuya es la decisión.   8º.- En este caso he optado por revolverlos. Si los quisieras escalfados, solo tendrás que dejar que se vayan haciendo poco a poco y vigilar que no se queme el pisto   9º.- Y así va quedando el revuelto, apetitoso, ¿eh?.      
               
Final
 

Y aquí tienes el resultado final

 

 

¡¡¡ BUEN PROVECHO !!!

 

 

     
               

 

Y tambiƩn me tienes en Facebook

Facebook