ir arriba ir arriba Por mis comidas
Risotto de pollo con champiñones
     

Aquí te presento otra versión de risotto muy sencillo de hacer y muy muy sabroso. Como ya habrás comprobado si has hecho risottos, el secreto reside en darle vueltas al arroz una vez que añades el caldo para que vaya soltando el almidón y así lograr esa cremosidad típica de este plato.

 

Sin más dilación, vamos a ponernos manos a la obra

     

Ingredientes para 2 personas:

 

  • 1 litro de caldo
  • 350 gr. de champiñones laminados
  • 200 gr. de arroz
  • 1 cebolla mediana
  • 2 dientes de ajo
  • 100 gr. de mantequilla
  • 75 gr. de parmesano rallado
  • 1 vaso de vino blanco
  • Sal
  • Perejil o albahaca

 

  ingredientes
 
Preparativos: Antes de empezar hay que cortar la cebolla muy fina, en brunoisse, como dicen los cheffs, y lo mismo con los dos dientes de ajo Por cierto, la sal se la añadiremos casi al final del proceso ya que al ir soltando el almidón podría resultar muy concentrado el sabor Empezamos...      
               
Caldo
 
1
2
     
1º.- Echa en un cazo un litro de agua y una pastilla de caldo de pollo, aunque también podrías usar de verduras.
2º.- En una sartén amplia echa 3/4 partes de la mantequilla que hemos preparado, reservando el resto en la nevera, y un chorrito de aceite de girasol Asi evitarás que la mantequilla se queme cuando la temperatura de la sartén suba
3º.- Cuando se haya fundido la mantequilla, echa la cebolla y el ajo y remueve los ingredientes con una cuchara
     
               
3  
4
  5      
4º.- Una vez que la cebolla esté bien pochadita, añade el champiñón y dale unas cuantas vueltas con la cuchara.
5º.- Cuando veas que el champiñón ha cogido color y se va reduciendo, es hora de añadirle el pollo Como estaba ya cocido previamente, con un par de minutos para que coja sabor será suficiente Añade el arroz y a darle vueltas de nuevo a la cuchara
  6º.- Una vez que se hayan mezaclado bien todos los ingredientes, podemos añadirle el vino blanco Sube un poco el fuego para ayudar a que se evapore el alcohol y dale unas vueltas con la cuchara      
               
7   8   9      
7º.- Hora de añadir el caldo. Echa un par de cazos y a darle vueltas con la cuchara Conseguirás un doble efecto Primero que el arroz vaya absorviendo el caldo y a la vez vaya soltando el almidón A medida que se vaya absorviendo el caldo ve añadiendo más hasta lograr que el arroz esté al dente (*)   8º.- Cuando casi esté el arroz hecho prueba a ver como está de sal y si es necesario rectificalo. Ahora toda añadir la mantequilla que habíamos guardado en la nevera Echala y remuevelo todo bien   9º.- Una vez disuelta y bien mezclada la mantequilla echa el queso parmesano rallado y remuevelo todo bien      
               
               
Final  

Y aquí tienes el resultado final ¿A que tiene buena pinta? Pues ya has visto lo sencillo que es de preparar Anímate Por cierto, a modo de toque final, poché un huevo y lo puse sobre el arroz

 

¡¡¡ QUE APROVECHEEEE !!!

     
               
Y, finalmente, si quieres emplatar como los grandes chefs en forma de cilindro y no tienes con qué, corta un aro de una botella de agua de litro con la altura que consideres necesaria y úsalo de molde. Al estilo rústico, puedes valerte de un tazón.
     
   
         
           

 

 

Y también me tienes en Facebook

Facebook